Portada » En realidad ¿qué significa La Gran Renuncia ?

En realidad ¿qué significa La Gran Renuncia ?

Hace más de medio año que oí hablar por primera vez de «The Great Resignation» en uno de los vídeos del fantástico Marc Vidal.

«La Gran Renuncia» de los norteamericanos, que algunos han querido ver como un anticipo de lo que podría ocurrir en Europa, ha resultado ser un movimiento «local», que se ha reflejado en cada país en función de su punto de partida antes y después de terminar la parte dura de la pandemia.

En Estados Unidos la renuncia de 50 millones de trabajadores en un año equivale al 33% de la población trabajadora, lo que en España supondría una renuncia de 6,4 millones; pero aquí no ha habido renuncias, no han habido apenas dimisiones. ¿Y por qué?. Está bien claro: al otro lado del charco tardan entre 4 y 10 meses en encontrar trabajo, en función de la complejidad del puesto y su nivel retributivo, mientras que en España el tiempo medio se va a más allá de 11 meses y si tienes más de 50 años nos encontramos con que la media para encontrar un nuevo empleo es, según el INE, de 24 meses.

Así pues, por muchas razones que uno encuentre para lanzarse al «vacío», hay vacíos más inhóspitos que otros ¿no crees?

Por otro lado la tasa de ahorro de los españoles llegó en su momento más álgido, durante la pandemia al 24% en contraposición a la de los americanos que alcanzó nada menos que el 33%. Y claro, un colchón más mullidito siempre ayuda. Cierto es que en estos datos macro están reflejados los desiguales guarismos entre los ciudadanos llamados ricos y los no que les cuesta llegar a fin de mes.

Al final, y no me cansaré de repetirlo, la pirámide de necesidades que Maslow nos dibujó hace ya casi un siglo, sigue reflejando una realidad poderosa que obliga a renunciar a la Autorrealización, al Reconocimiento, a la Afiliación e incluso a la Seguridad si es que las necesidades fisiológicas no terminan de estar cubiertas.

En cualquier caso, esté o no habiendo renuncias en el mercado español por los motivos ya expuestos, me atrevo a equipar el fondo de la cuestión: son muchas, demasiadas, las personas que no disfrutan con su ocupación, con su entorno laboral. Son millones los que cada mañana hacen un gran esfuerzo porque «TIENEN que ir a CUMPLIR CON SUS OBLIGACIONES»

Aquellos que ya están seguros de poder cubrir sus necesidades vitales con niveles de seguridad aceptables, no dudarán en plantearse alternativas, y amanecerán cada día con un «Y si…» en la cabeza, mientras toman su primer café silencioso de la mañana, mientras se cepillan los dientes rutinariamente…

¿Cuántos no darían cualquier cosa porque después de unos años de vida laboral su sentir fuera «QUIERO IR» en lugar de «TENGO QUE IR»?

Muchos comienzan en su puesto de trabajo obligados porque no han encontrado otra cosa, pero ¿cuida de ellos su empresa para que terminen encontrando la motivación que les falta, para que se enamoren de la marca para la que ejercen una tarea primordial en la cadena de valor? ¿Y cuántos, entrando motivados, ilusionados, con ganas de comerse el mundo, no terminan desilusionados con el paso del tiempo porque nadie tomó su testigo, nadie se hizo eco de sus sueños?

«¿Y si pudiéramos ayudar a la gente a descubrir su potencial

 y a establecer sus itinerarios de desarrollo personal?«

Hay un índice que mide el desánimo de la sociedad y España está a la cola de la OCDE sólo superada por Italia…

¿Y qué pasaría si tus mejores baluartes, tus adalides, se desmotivaran sin tú darte cuenta? ¿te podrías permitir la fuga de talento?

Nosotros en Plehnia estamos convencidos de poder ayudar a que las personas sean más felices en sus entornos laborales. Somos testigos de cómo con tecnología puntera para la gestión del talento (Cornerstone OnDemand, por ejemplo) se está ayudando a que los directivos de las empresas puedan cuidar más de sus equipos teniendo en cuenta sus capacidades, sus potencialidades… sus ilusiones y metas.

¿Y si pudiéramos ayudar a la gente a descubrir su potencial con la ayuda de la Inteligencia Artificial y a establecer sus itinerarios de crecimiento, de desarrollo personal?

Así pues, THE GREAT RESIGNATION significa que están ocurriendo cosas que te invitan a mirar a tu alrededor y no sólo al frente, no sea que te quedes solo.

La digitalización de los procesos que revitalizan el «Viaje del Empleado» empiezan con un primer paso para definir un plan estratégico: TODAVIA ESTÁS A TIEMPO, pero, POR FAVOR, no pierdas ni un minuto más en dar ese primer paso.

Nacho Marín – CEO 

Síguenos en Linkedin y Twitter para no perderte nada.